logo mola


Programa de prevención e intervención sobre el acoso escolar

MOLA (Moderación Observable de los Límites de la Agresividad) es un programa elaborado en su totalidad por el Equipo de Educacció. Este cuenta con un protocolo de prevención e intervención del acoso escolar. Su objetivo es poner conciencia en la situación conflictiva aportando herramientas de comprensión, prevención e intervención del acoso y el ciberacoso en el entorno educativo.

El acoso escolar no es más que la punta del icerberg de un problema social. Todos los programas dirigidos a reducir los casos de bullying y a tomar medidas preventivas centradas en el niño han fracasado.. Por eso el MOLA hace intervenir a toda la comunidad educativa, incluyendo las políticas educativas y sociales y a la administración pública que las gestiona.

 

El acrónimo MOLA (Moderación Observable de los Limites de la Agresividad)

Todos compartimos la necesidad de sentirnos valiosos. La agresividad no puede convertirse en un tabú. A menudo los niños pequeños no tienen una forma mejor de expresar su ansiedad o la falta de atención. Hace falta enseñar habilidades sociales que faciliten canales por los que puedan expresar el malestar. Muchos adultos seguimos sin encontrar vías de expresión de nuestras frustraciones, provocando sufrimiento tanto en la persona como en su entorno. Y, además, siendo modelo de conducta para los más pequeños.

Tendemos a prestar más atención a conductas agresivas que a los niños “tranquilos” que “no molestan”. Sin embargo, ambos pueden suponer un problema. No debe confundirse la agresividad con la violencia. Como dice Jesper Juul [1]“la agresividad es mucho más que el enfado, la irritacion y el comunicarse a gritos. Sin agresividad no seriamos capaces de ponernos metas y perseguirlas”. Solo cuando descargamos esa agresividad sobre otra persona o sus pertenencias se convierte en agresividad destructiva. Por ello se habla de Moderación Observable de los Límites de la Agresividad.

El MOLA propone un plan de acción a ejecutar en 6 fases:

  1. Elaboración del protocolo de prevención e intervención del acoso escolar. Diagnóstico y adaptación del protocolo MOLA a la propia identidad de cada centro educativo teniendo en cuenta contexto, recursos, etc…
  2. Comunicación del proceso a toda la comunidad educativa: claustro, alumnos, familias y profesionales indirectos (monitores de comedor y extraescolares). Se trata de involucar a todos los agentes informando de las señales de alerta que pueden observar en la conducta de sus hijos o alumnos.
  3. Centro de recursos. Se pone a disposición de padres, profesores, alumnos, etc, recursos on line para la comprensión y el manejo del bullying.
  4. Basic MOLA: Sensibilización y hábitos para la implementación del protocolo de trabajo en la prevención e intervención del acoso escolar. Trabajo con el claustro de profesores y demás profesionales dentro del entorno educativo
  5. Programa de prevención MOLA.

Dado que la edad media de casos de acoso está en torno a los 11 años, iniciamos la intervención en cuarto y quinto de primaria.

  • El programa dura un año académico, en el que se incluyen las intervenciones en el aula.
  • En las sesiones se trabaja de forma experiencial para integrar los valores y las conductas que Molan y las que no Molan. Cada sesión pone el foco en los temas claves para prevenir y gestionar el bullying. Se trata de hacer visible los aspectos trabajados para fijar las ideas en la memoria y promover la complicidad entre toda la comunidad educativa, con señales visuales identificativas de las conductas que Molan y las que No Molan.
  1. Proyecto COLEGA
  • Un apoyo imprescindile en la implementación de un programa de sensibilización sobre el Bullying es contar con la ayuda de los “mayores”.
  • Proponemos trabajar con un modulo específico para los alumnos de sexto, con el objetivo que apoyen, ayuden, comuniquen y acompañen a los compañeros que se puedan sentir involucrados en el acoso, convirtiéndose en los referentes para los menores. Esto permite, a su vez, aprender habilidades sociales que les ayudaran en su paso a la ESO y en su formación como personas.

El acoso escolar nos muestra, sobre todo, la importancia de enseñar habilidades socioemocionales para poder construir relaciones adecuadas donde el desarrollo de la autoestima es un aspecto clave a trabajar. Grandes y pequeños deben trabajar unidos en esta misión, aprendiendo que, si bien la agresividad es inevitable la violencia es injustificable.

 

[1] Juul, Jesper (2015). Agresión. ¿Un nuevo y peligroso tabú?. Barcelona: Herder. p.92.