“Por las mañanas, su cuerpo se despierta mucho más temprano que ella. La boca se le abre ante el cepillo de dientes. Las manos le hacen la cama. Las piernas la llevan hasta el instituto… A veces se queda de pie en medio de la calle, preguntándose si no es sábado. Planteándose si de verdad tiene que ir al instituto. Pero es curioso, sus piernas siempre tienen razón. Llega al aula correcta el día correcto a la hora correcta. Su cuerpo se las apaña bien sin ella.”.

Asa Larsson, Aurora boreal

En Educcació somos expertos en nuevas herramientas de educación y nuevos aprendizajes. Aplicamos las iniciativas más innovadoras en el ámbito educativo, para fomentar las inteligencias múltiples en los alumnos y aprovechar las capacidades de toda la Comunidad Educativa. Nuestro concepto global, que abarca al conjunto de la sociedad, está cimentado en los tres pilares fundamentales del ámbito docente:

Educadores, Familias y Empresas que interactúan en su ecosistema escolar.

Nuestras actividades, cursos y programas están especialmente diseñados utilizando técnicas multidisciplinares con el objetivo de estimular el aprendizaje, la creatividad y las habilidades cognitivas de nuestros alumnos.

Somos innovadores y disruptivos y aprovechamos al máximo nuestra experiencia para estimular al máximo la creatividad en todos los entornos educativos.

Tan importante como identificar y manejar las herramientas y metodologías para facilitar, e incentivar, el aprendizaje de los más pequeños, es conocer cómo se desarrolla ese aprendizaje.

Según nuestro compañero, David Cuadrado, escritor, coach profesional y formador, existen 3 parcelas bien delimitadas en este proceso: Lo que llamamos la zona de desarrollo real, es decir lo que un niño es capaz de hacer por sí solo gracias a sus propias habilidades y actitudes: por ejemplo, aprender a decir palabras nuevas a través de la repetición y la contextualización de lo que experimenta a diario a su alrededor. La zona de desarrollo potencial: lo que el niño podría llegar a aprender con la ayuda de un adulto experto: Por ejemplo aprender un nuevo idioma siguiendo las indicaciones de su profesor/a. Y la zona de de desarrollo próximo (o proximal), que se sitúa entre las dos anteriores y abarca todo aquello que el niño todavía no está suficientemente preparado para hacer por si mismo… pero casi.